Saltar al contenido

Casco de escalada (bueno y barato): ¿cuál comprar en 2021?

casco de escalada

¿Pensando en comprar casco de escalada? le preguntamos a nuestros lectores que habían comprado uno en los últimos meses, qué nota la daban a su modelo y si lo consideraban bueno y barato.

Estos fueron los 8 ganadores más votados, para que lo puedas tener como referencia como mejores modelos.

Bestseller No. 1
Climbing Technology Galaxy - Casco Unisex para Adulto, Unisex Adulto, 6X94805CTSTD, Negro, 50/61 cm
  • Casco polivalente diseñado para el montañismo, la escalada, las vías ferradas y los parques de aventura.
Bestseller No. 2
PETZL BOREO Casco de Escalada, Unisex Adulto, Blanco, Small/Medium
  • Casco con protección de cabeza elevada para escalada, montañismo, espeleología, escalada y canyoning.
Bestseller No. 3
ALPIDEX Casco de Escalada Universal para Mujer y Hombre Casco ferrata en Turquesa
  • UNIVERSAL ➤ Adecuado para un perímetro craneal de 55 - 60 cm. Una rueda de ajuste permite un acoplamiento...
Bestseller No. 4
Climbing Technology Venus Plus Casco, Unisex Adulto, Verde, 50-61 cm
  • Casco polivalente desarrollado para el uso en carreteras ferradas, cursos rocas, canyoning y parques aventuras
Bestseller No. 5
Bestseller No. 6
Bestseller No. 7
ALPIDEX Casco de Escalada para Niño Casco ferrata en Muchos Colores
  • UNIVERSAL ➤ Adecuado para un perímetro craneal de 47 - 54 cm. Una rueda de ajuste permite un acoplamiento...
Bestseller No. 8
PETZL Boreo Casco, Unisex Adulto, Naranja, Medium
  • Casco naranja BOREO de Petzl en talla M/L con banda de cabeza de 53-61 cm de ABS, polipropileno, poliestireno...

El casco es uno de los elementos más importantes del equipamiento de escalada. Permite proteger tu cabeza de objetos que se caigan, como rocas, hielo, mosquetones o dispositivos de freno.

Así que a continuación de explicaremos lo más importante que debes tener en cuenta cuando vayas a comprar un casco de escalada.

Cascos de escalada: porque no todo lo que cae del cielo es bueno…

Es raro ver a un escalador en regiones alpinas sin un casco.

Pese a ello, no tienes más que ir a un rocódromo o un búlder y verás a muchos escaladores subidos a la pared sin nada que les proteja la cabeza. Sin embargo, cuando uno de esos escaladores pierde agarre en la pared y se cae, su mirada refleja pánico.

En pocas palabras: al escalar en el exterior, cualquier escalador sensato debe ponerse un casco de escalada.

Es una protección sólida contra las piedras que puedan caer hasta cierto tamaño. Después de todo, una piedra del tamaño de un cubito de hielo que caiga desde suficiente altura puede provocar lesiones potencialmente mortales.

Por lo tanto, ahora pasaremos a explicarte todo lo que debes saber para comprar un casco de escalada.

¿Qué tipos de cascos de escalada existen?

Igual que ocurre con la mayoría del equipamiento de protección, los cascos de escalada se rigen por su propio estándar de seguridad (EN 12492).

Entre otras cosas, un casco de escalada debe soportar el impacto de un peso metálico de cinco kilos desde una altura de dos metros.

Además, debe absorber un impacto de no más de 10 kN para poder proteger la cabeza y las cervicales.

Estos cascos se utilizan sobre todo en la escalada alpina, deportiva, en hielo, en vías ferratas y en expediciones de montañismo a gran altitud.

Los cascos proporcionan una protección ideal para la cabeza contra piedras o hielo que se desprendan, además de durante una caída. En principio, es posible distinguir cascos de distintas formas:

  • Cascos de carcasa rígida: se trata de los cascos tradicionales con superficie dura. Están hechos de plástico duro (policarbonato) al que se le incorporan materiales de escalada más baratos y más blandos para absorber los impactos. Un ejemplo de estos cascos es el Edelrid Ultralight.
  • Cascos de espuma moldeada: suelen estar hechos de espuma de poliestireno de alta calidad (poliestireno expandido) y están cubiertos parcialmente por una capa muy fina de plástico. El hecho de que la espuma esté moldeada quiere decir que durante su fabricación se inyecta en un molde. Este tipo de casco es muy parecido al Petzl Sirocco. Este modelo no sólo está hecho de poliestireno expandido (EPS), sino también de polipropileno expandido (EPP) y, con un peso de 145 o 165 gramos, es extremadamente ligero.
  • Cascos de escalada híbridos: estos cascos son una combinación de los de espuma y los de carcasa rígida. En concreto, la espuma EPS está recubierta de una carcasa dura. Un ejemplo de este tipo de cascos sería el Mammut El Cap o el Edelrid Zodiac.

Los cascos ligeros suponen una gran ventaja al escalar sobre todo en vías alpinas largas y complicadas.

Resumen de las ventajas y desventajas de los distintos tipos de cascos

Casco de carcasa rígidaCasco de espuma moldeadaCasco híbrido
Ventajas:
+ Buena absorción de los impactos con carga frontal (es decir, desde arriba)
+ No es delicado al transportarlo, permite llevarlo junto con otras cosas
+ Buen flujo de aire
Ventajas:
+ Muy ligero (145-220 gramos, dependiendo de la talla y el fabricante)
+ Para quienes suelen mirar hacia arriba con frecuencia, un casco ligero protege las cervicales
+ Mejor acolchado ante cargas laterales y dorsales (posteriores)
Ventajas:
+ Peso entre los de carcasa rígida y los de espuma moldeada
+ Combinación de robustez y peso mínimo
Desventajas:
– Relativamente pesados (300-400 gramos, dependiendo del fabricante)
– El uso regular sin gafas de seguridad puede generar tensión en las cervicales
Desventajas:
– Mayor exposición de la cabeza y las cervicales que con los cascos rígidos ante cargas frontales (desde arriba)
– Más delicado durante el transporte
Desventajas:
– Más pesado que un casco de espuma moldeada
– Más versátil, por lo que permite una escalada más divertida

Un estudio realizado en 2014 en Estados Unidos (titulado “Rendimiento de cascos de escalada certificados durante caídas de escalada simuladas”) sugiere que el estándar para los cascos de escalada no está diseñado para lesiones de impacto.

casco de escaladaSegún un análisis de accidentes ocurridos en EEUU y Suiza, es 12 veces más probable que se produzcan lesiones en la cabeza por colisiones que por objetos que se caigan.

En general, ni los cascos rígidos, ni los híbridos, ni los de espuma moldeada son adecuados como cascos que protejan contra impactos (a menos que tengan una certificación adicional).

Sin embargo, entre los tres tipos mencionados, los de espuma moldeada proporcionan los mejores valores de amortiguación contra lesiones de colisión.

Así que será interesante ver si el estándar para los cascos de escalada se acabará adaptando como corresponde.

Vida útil de un casco de escalada

En cuanto a la vida útil de los cascos de escalada, es necesario distinguir dos escenarios distintos:

  1. El casco de escalada resulta dañado: la finalidad de los cascos es proteger la cabeza contra rocas u otros objetos que se caigan al escalar. En el caso de impactos más grandes, es incluso deseable que el casco se rompa para así distribuir mejor la energía. Si llega a darse este caso, sin importar si el casco parece intacto por fuera, es muy recomendable reemplazarlo.
  2. El casco es viejo: la vida útil de un casco está limitada por el material con el que está fabricado. En concreto, los cascos de escalada de cualquier tipo están hechos de plásticos. Y estos plásticos se vuelven quebradizos con el paso de los años. Por lo tanto, no podrán distribuir las fuerzas con rapidez en caso de una rotura. En general, los fabricantes especifican una fecha hasta la cual debería usarse cada casco de escalada. Esta duración también suele indicarse en las instrucciones que incluya el casco. Sin embargo, en caso de que no sea así, es muy aconsejable comprar un casco de escalada nuevo después de unos cuatro o cinco años, dependiendo de la frecuencia con la que te lo pongas. Además, la luz ultravioleta también contribuye al envejecimiento de los plásticos.

Cascos de escalada con certificación múltiple

Los requisitos de los cascos para ciclismo, esquí y escalada son bastante diferentes. El motivo es que todos los cascos están diseñados para unas direcciones e intensidades de las cargas que son propias de cada deporte.

Cualquiera que vaya a comprar un casco de escalada para modalidades alpinas debe buscar modelos que satisfagan los estándares EN relevantes. Por ejemplo, el Mammut Alpine Rider está certificado como casco de escalada y también como casco de esquí. Por otro lado, el Salewa Xenon también es adecuado como casco multifunción para ciclismo, esquí y escalada.

Ahora bien, la desventaja de estos cascos con certificación múltiple suele ser su precio.

En general, la diferencia no es pequeña, ya que estos cascos suelen ser bastante más caros que los exclusivos para escalada.

La ventaja, por supuesto, es que sólo tendrás que guardar un casco en casa.

Cualquiera que haya visto una cordada con varios escaladores sobre una ladera grande sabe por qué los cascos suelen tener colores llamativos: de esta forma, son fáciles de localizar.

De hecho, en algunas situaciones esto supone una verdadera ventaja.

También son importantes las ranuras de ventilación. Sin embargo, sigue siendo necesario respetar la seguridad, por lo que una piedra que se caiga no debe meterse por dichas ranuras.

En este sentido, es posible encontrar desde cascos con muy pocas ranuras (especialmente en el caso de los cascos multifunción) hasta otros muy ligeros y ventilados, como el Black Diamond Vapor.

Probando un casco de escalada

Para lograr un buen nivel de protección, el casco de escalada debe asentarse de manera firme y cómoda sobre la cabeza.

En cualquier caso, antes de elegir un casco es necesario medir la circunferencia de la cabeza.

El motivo es que se trata de la especificación que suelen indicar los fabricantes.

Además, para que el casco de escalada se adapte bien, es necesario que tenga un sistema de cierre ajustable y que permita que el casco se asiente con firmeza.

Si no, el casco podría llegar a salirse de la cabeza en caso de emergencia.

En general, los cascos de escalada tienen dos sistemas de ajuste: una anilla o correa, que se ajusta por la parte inferior de la cabeza, y una correa para la barbilla que incluye un cierre.

Ambos sistemas ayudarán a mantener el casco donde debe estar.

Para regular el primero de los sistemas, afloja la anilla y colócate el casco.

Luego, ajusta el mecanismo de manera que el casco se asiente con firmeza pero sin llegar a resultar molesto.

Como prueba, puedes mover rápidamente la cabeza de izquierda a derecha, y de atrás hacia delante.

Si el casco no se desliza demasiado, querrá decir que has logrado el ajuste óptimo. Luego, sólo tendrás que abrochar la correa de la barbilla para que el casco no se salga de la cabeza.

De hecho, las correas deberían estar firmes, pero no demasiado apretadas.

¿Qué otras cosas hay que tener en cuenta a la hora de comprar un casco de escalada?

  • Es importante que el interior del casco esté suficientemente acolchado. Esto es especialmente cierto si te vas a pasar todo el día en la pared.
  • Si lo vas a usar en la oscuridad, un soporte para una lámpara frontal te ayudará a sujetar dicha lámpara en su sitio, incluso cuando te caigas o corras.
  • Algunos fabricantes ofrecen modelos especiales para mujeres, como Petzl con su casco de escalada Elia. Este casco tiene un hueco en la parte trasera para poder llevar el pelo atado (¡que es como siempre se debería llevar el pelo largo al escalar!). Esto garantiza una mayor comodidad al llevar el casco.
  • Deberías tener cuidado durante el transporte, especialmente con los cascos híbridos y de espuma moldeada. Incluso aunque los cascos estén diseñados para soportar situaciones extremas, si los metes en el fondo de la mochila o los cuelgas por fuera y luego tiras la mochila encima de ellos, entonces habrán experimentado esa situación extrema antes de llegar a entrar en contacto con la roca.
  • Los cascos de carcasa rígida suelen ser los más adecuados para utilizar en vías ferratas.