Kart: ¿dónde y cuál es mejor comprar en calidad-precio en 2018?

Actualización: agosto, 2018

¿Quieres comprar kart? Le preguntamos a nuestros lectores que este últimos meses habían comprado uno, que nota le daban a su modelo para terminar con una lista con los 8 ganadores más votados por nuestros usuarios.

Guía para ayudarte a comprar kart

Cuando te planteas iniciarte en las carreras de karts a nivel de competición, debes enfrentarte a dos opciones: comprar un kart nuevo o usado.

Igual que ocurre cuando vas a comprar un coche de segunda mano, hay algunas cosas a las que siempre deberías echar una ojeada antes de cerrar el trato.

Muchos de estos factores pueden ser distintos con respecto a la compra de un coche usado, y algunos puede que ni siquiera se te hayan pasado por la cabeza si no tienes experiencia en el karting.

Lo más fácil siempre es comprar en algún lugar cercano a donde vives. Ahora bien, normalmente las fotos y la recomendación de una tienda de karts profesional pueden ser suficientes.

En última instancia, este proceso tiene cierto grado de azar, ya que nunca vas a estar seguro de lo que vas a obtener exactamente a cambio de tu dinero.

Dicho eso, con la mentalidad y la preparación adecuadas, podrás reducir notablemente el estrés que supone comprar un kart de segunda mano.

#1 Inspecciona el chasis en busca de grietas

Al contrario de lo que ocurre con los coches, los karts carecen de sistemas de suspensión. Esto significa que el chasis de metal debe soportar todas las presiones derivadas de los giros y los golpes. Los tubos de metal deben flexionarse literalmente y doblarse de forma temporal para poder girar.

comprar kartAunque los chasis están construidos para poder aguantar este tipo de esfuerzos, los golpes con otros karts o con las barreras pueden hacer que los tubos que lo forman se agrieten o se doblen.

Cuando un chasis se agrieta, el kart no volverá a dar las curvas de la misma manera, a veces ni siquiera con una buena soldadura para reparar el metal.

Las grietas en el chasis pueden disminuir de manera significativa el valor del kart. En algunos casos, el chasis se puede reparar para que siga rindiendo con unos niveles decentes, incluso aunque no sea a la misma capacidad que tuvo en su día.

Si no vas a poder comprobar el kart en persona, puede que este paso no sea posible. Sin embargo, la presencia de una grieta no mencionada por el vendedor puede salir muy cara.

2# Comprueba el fondo del chasis para buscar arañazos

Como se dijo antes, la capacidad de un kart para poder conducir de forma segura y adecuada depende en gran medida del estado del chasis metálico.

Los chasis de los karts están en una posición muy próxima al suelo. Por lo tanto, a menudo el fondo del chasis puede acabar desgastado por los roces del kart contra el pavimento. Casi todas las tiendas de karts ofrecen protecciones para el chasis, que son trozos planos de goma que se unen a la parte inferior del chasis.

Estas protecciones serán lo primero que golpee el suelo en lugar del propio metal. De esta manera, evitan que el chasis resulte dañado y lo mantienen en buen estado.

Sin embargo, si vas a comprar un kart que no ha usado protecciones, es posible que haya partes del fondo del chasis de tubos que estén completamente aplanadas.

Igual que ocurre con las grietas, los rasguños grandes pueden disminuir drásticamente el valor del kart, y también pueden afectar al rendimiento en pista.

3# Pide un historial de las carreras del kart

Esto no tiene que ser necesariamente un desglose sesión por sesión de todas las veces que el kart ha salido a pista. Sin embargo, si el vendedor está dispuesto a contarte cuánto ha usado el kart para competir y dónde, podrás hacerte una idea de lo que le ha ocurrido.

Cuando mires los resultados, no debes preocuparte demasiado por lo rápido que fue el vendedor. Lo único que debes comprobar es el número de veces que no pudo terminar la carrera, y si está dispuesto a contarte por qué.

Ésta es una manera muy básica de comprobar de forma objetiva el chasis para ver si el kart sufrió alguna vez un accidente tan grave como para que el chasis se doblara y tuviera que ser rectificado.

Si el chasis se dobló alguna vez más de 10 milímetros en cualquier parte, igual que ocurriría con un fondo plano o una grieta, es posible que el kart no rinda a su capacidad original.

4# Pregunta la estatura del conductor del kart

En los karts de competición, todo está construido, adaptado y ajustado al conductor. La altura y el peso del conductor determinan la posición del asiento. Y los asientos no se ajustan con facilidad.

Hay cuatro partes en el chasis del kart que hay que alcanzar para poder atornillar un asiento de competición, y la distancia a los pedales, aunque se puede ajustar algo, también es bastante inflexible.

Si tienes pensado comprar un kart cuyo conductor es significativamente más bajo, más corpulento, más delgado o más alto que tú, es bastante probable que tengas que comprar un asiento distinto e instalarlo en un lugar diferente.

Instalar un asiento no es una tarea fácil, ya que hay que colocarlo en una posición extremadamente precisa para que el kart funcione correctamente.

De esta forma, montar el asiento unos centímetros más hacia delante o hacia atrás de lo adecuado puede echar por tierra la facilidad de conducción del kart. El coste de un asiento nuevo y su instalación en un taller profesional puede superar los 300 €. Por lo tanto, debes tener en cuenta este coste añadido en el presupuesto del que dispones para comprar un kart.

2# Encuentra la tienda más cercana que venda la marca del kart

No hay nada peor que quedarte tirado en un circuito con un kart estropeado y sin piezas de repuesto. Si la pista en la que piensas conducir dispone de su propia tienda, o hay tiendas cercanas que suelan acudir a las carreras que se celebran en la pista, lo más inteligente sería comprar un kart de las mismas marcas que venden estas tiendas.

De esta manera, si rompes una pieza en el circuito, no deberás tener tu propio suministro personal de piezas de repuesto para reparar tu kart y seguir conduciendo.

Además, no todos los karts reaccionan de la misma manera a los cambios en la configuración del chasis. Por lo tanto, resulta de gran ayuda disponer de una tienda cercana a la que puedas ir en busca de consejo inmediato sobre cómo hacer que tu kart se pueda conducir correctamente por las curvas.

Te darás cuenta de que tendrás más preguntas de las que podrás responder, y tener un profesional al que acudir puede ser muy beneficioso.

Por último, reserva un 10% del presupuesto del que dispones para comprar el kart a modo de fondo de contingencia. Es posible que no puedas detectar a simple vista pequeños dobladuras en el chasis.

Además, tanto si es nuevo como de segunda mano, siempre habrá algún imprevisto que te supondrá un gasto para poder participar en carreras. El karting es uno de los deportes baratos más seguros y familiares, junto con los skateboards baratos pero puede ser muy abrumador si te metes en este mundo solo sin investigar o sin la ayuda de un experto.

Principales consideraciones a la hora de comprar un kart, especialmente si es eléctrico

A continuación te explicamos algunas de las cosas que deberías tener en cuenta antes de ponerte a comprar un kart que tu familia pueda usar de forma adecuada durante mucho tiempo.

Características ajustables

Si vas a comprar un kart para niños, entonces ya sabrás que lo que les vale este año pude ser demasiado pequeño incluso dentro de seis meses.

Cuando mires karts eléctricos a la venta, busca los que tengan asientos ajustables, extensiones para el chasis, o manillares adaptables. Si puedes ajustar el kart, entonces tu hijo podrá usarlo durante más tiempo.

Neumáticos

No todos los karts están hechos para ser conducidos por el mismo tipo de superficie. Algunas de estas máquinas tienen ruedas lisas de plástico duro, por lo que permiten deslizarse por las curvas cuando se conducen sobre asfalto o por una superficie lisa como el hormigón.

Sin embargo, otros karts tienen neumáticos con cámara de aire, que son mucho mejores si tu hijo va a conducir por hierba o tierra.

Fuentes de energía

Un kart puede estar movido a pedales, de manera que funciona con la energía producida por el niño. También puedes comprar un kart eléctrico, que utiliza baterías de doce voltios como fuente de energía. La otra alternativa es comprar un kart a gasolina.

Edad del conductor

No querrás darle a tu hijo de dos años un kart todoterreno que funcione con gasolina y que sea capaz de alcanzar velocidades de 80 kilómetros por hora.

Por contra, lo conveniente para un niño pequeño sería una máquina a pedales. Más adelante, podrás mejorarlo con karts que puedan ir más rápido y usando otras fuentes de energía.

Límites de peso

Algunos karts para niños no son capaces de soportar el peso de un niño que supere los 22-23 kilos, mientras que otros pueden soportar un peso de 90 kilos.

Por lo tanto, debes sabes cuánto pesa el niño de manera aproximada, para que así puedas comprar un kart en el que pueda montar.

Estilo de diseño

Algunos karts eléctricos están diseñados para tener una posición muy baja con respecto al suelo e ir a una velocidad muy rápida. Otros tienen tres ruedas skate, mientras que hay algunos que tienen pegatinas con los personajes de dibujos animados favoritos de tus hijos, similar a los patines 4 ruedas.

Así que fíjate en el estilo de diseño para comprar un kart que anime a tu hijo a conducirlo a menudo.

Materiales del chasis

Un niño más delgado necesita un kart todoterreno fabricado con un chasis más ligero para que pueda impulsarlo fácilmente.

Los chasis de acero son robustos y durarán mucho tiempo. Sin embargo, los tubulares o los de aluminio serán más ligeros y aumentarán la velocidad del vehículo, además de la capacidad del conductor para maniobrar con ellos.

Conclusiones

Comprar un kart eléctrico, uno a pedales para niños o uno todoterreno que utilice gasolina como combustible es algo personal. Cada familia tiene criterios distintos a tener en cuenta antes de comprar el kart que se ajuste mejor a sus necesidades.

Arneses protectores

Si vas a comprar un kart todoterreno, deberás asegurarte de que disponga de algunas características de seguridad como frenos de mano para detener el vehículo, y arneses de seguridad para mantener en su asiento al conductor en caso de que el kart se vuelque o se vea involucrado en un accidente.

Precio

Puede que detestes admitirlo, como me ocurre a mí, pero el precio del kart me ayuda a determinar qué vehículo voy a comprar.

Deberías establecer un presupuesto que te puedas permitir y, cuando vayas a la tienda, intenta comparar karts que estén en ese rango de precios. Saber cuánto te puedes gastar antes de comprar un kart te será de ayuda para elegir el vehículo correcto.

Si has tanteado la idea de construir tu propio kart para niños, se trata de una buena alternativa si te crees capaz y dispones de un presupuesto ajustado.

De todas formas, en Internet encontrarás un montón de ejemplos, guías, consejos y sugerencias que deberías tener en cuenta antes de comprar las piezas que vayas a necesitar para construir tu propio kart.

Espero que este artículo te sea de ayuda para comprar un kart que tus hijos puedan disfrutar durante mucho tiempo.

Kart: ¿dónde y cuál es mejor comprar en calidad-precio en 2018?
5 (100%) 5 votes