Mantas para caballos baratas: 🐎 ¿cuál es mejor comprar en 2018?

Actualizado en julio, 2018 por Juan Rovira
autor

¿Pensando en comprar mantas para caballos baratas? le preguntamos a nuestros lectores que habían comprado una en los últimos meses, qué nota la daban a su modelo.

Estos fueron los 5 ganadoras más votadas, para que lo puedas tener como referencia como mejores.

Bestseller No. 1
Kerbl RugBe manta de forro polar Classic 155 negro azulado, ribete lila
  • micropolar extraligero y muy absorbente retira el sudor del cuerpo y mantiene al caballo seco y protegido de...
Bestseller No. 2
Gallop Trojan 600d cuello completo alfombra de participación 350g EU 160cm
  • Tejido exterior de ripstop 600d, con aislamiento de 350 gsm llenar, todo en uno cuello fijo

Es fácil imaginarse un desfile de moda equina con mantas: caballos caminando por la pasarela llevando la última ropa de establo con los colores, patrones y estilos de la nueva temporada (eso sin mencionar los accesorios a juego).

Y luego está la maravillosa variedad de prendas ceñidas para llevar en el corral durante el verano y el invierno.

Esto es lo que se cuenta que se llevará el próximo invierno: la resistencia y la durabilidad ganarán de nuevo a las florituras y los encajes.

¿Qué deberías buscar en una buena manta de invierno?

Existen docenas de tipos y estilos distintos de mantas para caballos baratas en el mercado, que usan diferentes materiales y sistemas de abrochado.

mantas para caballos baratasVale. El artículo es bastante largo así que a modo de resumen te ponemos una tabla con las que más nos han gustado de las que hemos ampliado. Si quieres ampliar información sólo tienes que seguir leyendo.

En su día, elegir era bastante sencillo. Una vez que tenías las medidas de tu caballo, sólo tenías que escoger el peso del tejido y optar entre un revestimiento de lana o de yute.

Pero unos tipos listos de DuPont en Estados Unidos inventaron el nylon balístico para usarlo en los chalecos antibalas con tejido multicapa que llevaban los pilotos de avión durante la Segunda Guerra Mundial.

Su éxito a la hora de detener las balas y la metralla era limitado. Sin embargo, no cabía duda de que DuPont, usando un tejido de tipo cesta, había inventado un material superduro y resistente a los arañazos.

Los fabricantes de chalecos antibalas pasaron a usar otros materiales más sofisticados, como el kevlar. No obstante, el nylon balístico se fabrica actualmente en todo el mundo para muchas finalidades. Una de ellas son las mantas para caballos.

Estas mantas sintéticas, con un relleno de poliéster entre la capa externa y el revestimiento interior, compiten en el mercado contra las mantas revestidas de lana o yute.

Todas ellas tienen sus puntos a favor, y a veces los dueños de caballos eligen una u otra basándose en cada caballo en concreto.

Algunos dueños prefieren las sintéticas porque son más ligeras de manejar. Otros creen que una manta de tejido natural es más duradera, y piensan que soportan mejor el día a día en el corral.

Es difícil imaginarse un estudio científico sobre este tema que pueda demostrar que una opción sea la correcta. ¿Cómo podría evaluarse la dureza de un tejido que se vaya a usar en un corral?

Una manta puede resultar mordida, restregada contra el áspero poste de una valla vieja, o quedarse enganchada en algún trozo del cable del vallado. Parece que las formas innovadoras en que los caballos pueden acelerar el desgaste son ilimitadas.

Aquí otras ofertas interesantes.

Guía para comprar mantas para caballo baratas

Sea cual sea tu preferencia, vas a gastarte una buena cantidad de dinero, así que es importante que sepas qué buscar en una manta para caballos. Teniendo en cuenta la gran variedad de mantas disponibles en el mercado, nos centraremos sólo en las mantas de invierno para exterior.

El agua que penetra hasta el pelaje se secará con mayor lentitud, y llegará hasta la piel. Entonces, la propia manta quedará empapada y pesará mucho más.

Este peso dificultará que el pelo del caballo aguante erguido para mantener una capa de aire caliente contra su piel.

Las viejas mantas permeables tienen su sitio… En el cubo de la basura. Hay un dicho que afirma que un caballo está mejor sin manta que con una permeable, y por un buen motivo.

Tras unas pocas horas mojada, una manta vieja habrá dinamitado eficazmente los esfuerzos de tu caballo por permanecer caliente.

Una manta permeable que se ajuste bien podría seguir usándose dentro de un establo, pero ya no resulta una opción para su uso en el exterior.

¿Qué tipo de tejido?

Todos los materiales para mantas, ya sean sintéticos o de fibra natural, deben cumplir una serie de requisitos cruciales para poder ser usados en una manta de invierno.

Tienen que ser impermeables, a prueba de viento y transpirables, además de ser capaces de soportar la rigurosa vida en el exterior.

Cuando vayas a comprar una manta para caballos barata, es probable que te encuentres con las siguientes opciones:

Lona

Este tejido más que probado está hecho de algodón, lino, yute o cáñamo, todas ellas fibras naturales. Se trata de un tejido muy tupido, y su versatilidad permite un montón de usos: desde tiendas de campaña a velas de barcos, pasando por zapatos y lienzos para cuadros.

La lona suele ser tratada para hacerla impermeable, resistente a los rayos UV e ignífuga.

No se puede negar que sea resistente, y la hay de distintos pesos. Existen muchos grados de lona, y varias formas de medirlos. El sistema que se suele usar con las mantas de caballos es la cantidad de gramos de lona por cada metro cuadrado.

Las mantas de exterior suelen estar hechas de los grados más pesados, es decir, tejidos de hasta 570 gramos. Algunos fabricantes simplifican esto ofreciendo opciones ligeras, medias y pesadas.

Una manta de invierno normalmente estará revestida de lana. Los fabricantes de mantas para caballos suelen usar lona con tejido ripstop, diseñado para minimizar las probabilidades de que los desgarros y los agujeros crezcan. Es esto lo que le da al tejido de las mantas ese familiar patrón cuadriculado.

bordes de la lona

Los bordes de la lona deberían estar doblados y cosidos para evitar que se deshilachen. También pueden coserse en una cinta, pero el borde debería estar igualmente doblado dentro de ella.

mal tratados

El destino es ineludible para cualquier borde que no esté adecuadamente tratado. En estos casos, habría que doblarlos y darles unas puntadas, o coserles una cinta.

bien cosidos

Los bordes de las mantas sintéticas deberían coserse en una cinta, normalmente hecha de cincha, para así evitar que se deshilache. Este borde tiene una puntada doble.

Por esto te recomendamos las mantas para caballos que hemos enlazado al principio del artículo.

Nylon balístico

Este tejido antimanchas está hecho de productos derivados del petróleo. Es más ligero que la lona, y extremadamente resistente a los arañazos.

Igual que ocurre con la lona, tiene miles de usos en todo el mundo. También lo hay disponible en distintos grados, medidos en deniers.

El denier es una unidad de medida de la delgadez de las fibras usadas en la fabricación del material. Cuantos más deniers, más denso y pesado será el tejido, y también más resistente. Naturalmente, cuantos más deniers, más deberías esperar tener que pagar.

Como con la lona, existe la opción de tejido ripstop. Las mantas de nylon para exterior van desde los 400 deniers hasta los 1200 o más, así que ten claro qué es lo que vas a comprar.

La calidez de una manta sintética vendrá proporcionada por una capa de relleno de poliéster, el mismo material que el del interior de los edredones. Se mide por el peso de relleno en cada metro cuadrado de material.

Una manta sintética con peso de invierno es probable que tenga entre 300 y 400 gramos de relleno por metro cuadrado.

Una manta de peso intermedio probablemente utilice entre 200 y 300 gramos, mientras que las mantas ligeras podrían tener 100 gramos o menos (o incluso no tener relleno).

La definición de cada fabricante sobre lo que es peso de invierno, peso intermedio y peso de verano variará, así que averigua el peso del relleno usado.

El relleno de poliéster requiere de protección, así que estará metido entre la capa externa y un revestimiento interno de polialgodón (una mezcla de poliéster y algodón) o de nylon transpirable ligero. Este revestimiento no sólo tiene que transpirar, sino también moverse fácilmente contra el pelaje del caballo.

Aunque el polialgodón es más barato, muchos prefieren el nylon transpirable en las mantas sintéticas debido a que los pelos no tienden a pegarse a él, y se desliza con más facilidad sobre el pelaje del caballo.

También suele secarse de forma más rápida que el polialgodón. Algunos fabricantes están utilizando con éxito un material de lana que se dice que evacua eficazmente la humedad de la piel del caballo.

Atuendo a medida

La industria del caballo tiene sus propios sastres que pueden equipar a medida a tu caballo para el corral. Las ventajas son exactamente las mismas que en el caso de una persona que vaya a un sastre: consigues algo hecho a medida para que se ajuste a la perfección.

Esto es una gran ventaja cuando se tiene un cuerpo con una forma que no se adapta a los productos que se venden listos para usar.

También es una buena opción si sabes exactamente lo que te gusta y lo que no en una manta. De esta forma, quien te confeccione la manta debería poder adaptarse a todos estos requisitos.

Por último, si no se adapta a tu caballo al 100 por cien, es posible realizar cambios menores para lograr un ajuste perfecto.

El fabricante te proporcionará una lista de las medidas que son necesarias para confeccionar la manta.

Por otro lado, la calidad de estas mantas suele ser muy elevada, ya que los fabricantes dependen de los clientes recurrentes y son conscientes de que una buena reputación es difícil de ganar y fácil de perder.

Poliéster

El poliéster es un material ligero y asequible elaborado a partir de derivados del carbón y el petróleo. Es más barato que el nylon balístico. Además, es resistente, pero no tan duro como el nylon. También se mide en deniers y está disponible con tejido ripstop.

De nuevo, cuantos más deniers, más fuerte y pesado será el tejido. Un poliéster de 1200 deniers es igual de fuerte que un nylon de alrededor de 840 deniers.

Mezclas

A menudo, los fabricantes combinarán materiales para producir un tejido que muestre las cualidades de todos ellos. Así que una mezcla nylon/poliéster debería proporcionar la solidez inherente del nylon y parte del precio asequible del poliéster, para así poder fabricar mantas para caballos baratas.

Por otro lado, una mezcla lona/poliéster debería seguir siendo un tejido resistente, pero más ligero que la lona con peso de invierno.

Varios fabricantes importantes de mantas para caballos baratas usan mezclas de nylon/poliéster, decantándose obviamente por la que consideran que tiene el equilibrio correcto entre precio y resistencia.

Dado que la mayoría de los fabricantes de mantas dependen de la longevidad y facilidad de llevar sus productos para tener clientes recurrentes, deberíamos esperar que hayan dado con el equilibro en este sentido.

Los principales fabricantes parece que utilizan mezclas poliéster/nylon alrededor de los 1200 deniers en el equipamiento de invierno para el corral.

Otros materiales

Con cientos de tipos de materiales distintos disponibles en el mercado, no es ninguna sorpresa que algunos fabricantes de mantas de todo el mundo vayan más allá de los materiales tradicionales. Hay algunos casos de uso de polipropileno y Goretex en la fabricación de mantas.

Y sin duda, habrá también otros tejidos. Si te encuentras una manta que utilice materiales distintos, pregúntate por qué.

Luego, tendrás que valorar los argumentos que te proporcione el fabricante.

La vida y el deporte al aire libre pronto mostrará la diferencia entre un enganche hecho con materiales duraderos, como el acero inoxidable, y otro hecho con materiales más baratos.

¿Se ajusta?

Por supuesto, una manta tiene que ser del tamaño correcto pero, ¿cómo se ajusta al caballo? Algunas marcas de mantas ofrecen productos más contorneados que otras, adaptándose, por ejemplo, a cruces más altas o a hombros más anchos.

Una manta que sea nominalmente de la talla correcta, seguirá produciendo roces y siendo incómoda si no se adapta a la forma del cuerpo del caballo. En este sentido, la ropa para montar a caballo de las personas no es distinta.

Las mantas que sean demasiado grandes tenderán a moverse hacia los lados y hacia atrás, generando un arrastre indeseable en los hombros.

Por otro lado, las mantas que son demasiado pequeñas restringirán el movimiento, serán incómodas y crearán roces.

Hacer la vista gorda con los roces puede acabar fácilmente en heridas abiertas. Algunas mantas hechas de fibras naturales pueden encoger ligeramente después de estar mojadas.

Sin embargo, otras vienen pre-encogidas, así que compruébalo antes de comprar y asegúrate de tener algo de margen si fuera necesario.

Características a tener en cuenta

Los fabricantes de mantas suelen estar en sintonía con las necesidades de los caballos y sus dueños. Esto ha llevado a mejoras constantes en el diseño y la fabricación de mantas para caballos baratas.

Aquí tienes algunas cosas que hay que tener en cuenta:

Mantas para el cuello

Una buena manta para el cuello proporcionará a un caballo un montón de libertad. Debe funcionar de manera que el agua no caiga desde la manta a la zona de los hombros.

Algunas mantas para el cuello están diseñadas con una zona recortada en la base.

Esto permite quitar peso de la cruz del caballo. Por lo tanto, se ajustan bien a los caballos con una cruz alta, pero tienes que asegurarte de que siguen manteniendo fuera el agua cuando el caballo está comiendo.

Por otra parte, algunas mantas para el cuello tienen una capa adicional de material cosido para mejorar la resistencia y ayudar a que la manta conserve su forma con el paso del tiempo.

Por último, hay que mencionar que las mantas para el cuello corren el riesgo de arrancar parte de la crin de un caballo.

Las zonas de cualquier manta en las que se unen las correas y las sobrecinchas son puntos de estrés que deberían estar reforzados y bien cosidos.

En las mantas de lona suele usarse cuero, utilizando a veces remaches para asegurar las correas.

Los refuerzos de las mantas sintéticas pueden estar ocultos entre la capa interior y exterior, pero deberías poder sentirlos.

Ajuste en los hombros

Ésta es la zona en la que es más probable que una manta provoque roces y pérdida de pelo. Dichos roces suelen ser el resultado de un mal ajuste, o de una manta que restringe el movimiento de los hombros.

Algunas mantas tienen refuerzos para permitir una mayor libertar en los hombros. Por otro lado, las correas para el vientre también pueden ayudar a mantener la manta de manera más firme en su sitio.

De esta forma, la manta no se moverá hacia atrás ni creará puntos de presión alrededor de la zona de los hombros. Por último, la correa frontal debería ser ajustable.

Solapa para la cola

Cuando hace mal tiempo, sabes exactamente hacia dónde apuntará la parte trasera de tu caballo.

Las solapas protectoras para la cola están diseñadas para proporcionar mayor protección contra el viento que se mete por la parte trasera de la manta, pudiendo levantarla.

Asegúrate de que la solapa para la cola se levanta fácilmente cuando tu caballo esté haciendo sus necesidades, o te enfrentarás a una sucia tarea de limpieza.

Algunas solapas para la cola tienen velcro y son desmontables (algo que es probable que los colegas de corral de tu caballo descubran antes o después).

Refuerzos

Las zonas donde las sobrecinchas y las correas se unen al tejido de la manta se enfrentarán a mayores esfuerzos. Así que busca mantas que tengan materiales de refuerzo adicional y que estén bien cosidos.

Las mantas de lona a veces lograrán esto con refuerzos de cuero cosidos alrededor de estos puntos. Además, es posible sujetar las correas usando remaches que atraviesen el material de refuerzo.

Los distintos clips y cierres metálicos deberían ser robustos y estar bien abrochados a las correas de cuero o de tejido.

Correas para las patas

Idealmente, deberían ser ajustables, y algunas son elásticas. Las de cuero y de tejido son las más habituales. Por otro lado, algunas mantas tienen una correa para la cola en vez de para las patas.

Los percheros para mantas no sólo son ordenados y ahorran espacio, sino que permiten que el aire circule entre las mantas y mantienen alejados a los roedores.

Cuidado de tus mantas

Una manta para caballo debería venir con instrucciones de mantenimiento. Si no es así, pídelas.

  • Repara los cortes y desgarros pequeños antes de que se conviertan en grandes. En las mantas sintéticas puedes pegar parches, y en el caso de las de lona puedes encargar que las parcheen. He descubierto que los daños pequeños se pueden solucionar fácilmente usando una pistola de pegamento termofusible.
  • Vigila el desgaste de las costuras y haz que alguien se ocupe de ello antes de que se convierta en un problema más grande. De nuevo, un toque de pegamento termofusible puede hacer que el problema no vaya a más.
  • Mantén limpia la manta. Usa un cepillo rígido para eliminar la suciedad y los pelos, y lávala de forma periódica según las instrucciones del fabricante. Si las instrucciones de mantenimiento permiten el lavado a máquina, cubre los accesorios metálicos con cinta adhesiva protectora para evitar que rayen tu lavadora (envuélvelos varias veces para evitar que la cinta se caiga cuando se moje).
  • Si tu caballo va a llevar la manta durante periodos largos de tiempo, quítala durante un día soleado y airea el revestimiento interior al sol para que se seque por completo.
  • Nunca dobles y guardes una manta húmeda. Asegúrate de secarla bien antes de almacenarla. Los percheros para mantas no sólo ahorrarán espacio, sino que también permiten que el aire circule alrededor de las mantas. Además, el almacenamiento vertical disuade a los roedores de acampar.
  • Aplica un producto impermeabilizante recomendado de inmediato si la manta muestra signos de perder su capacidad para repeler el agua.
  • El factor más importante en la vida de las mantas puede ser la calidad de tu vallado. Comprueba periódicamente las vallas para buscar cualquier cosa que pueda engancharse a una manta, y arréglalo.

Los cortes desatendidos se deshilacharán y se harán más grandes.

Costuras en la parte superior

A algunos dueños de caballos no les gustan las costuras en la parte superior, ya que dicen que a medida que la manta se desgasta, se llega a un punto en el que la lluvia puede penetrar.

Las costuras en la parte superior no son probablemente una buena idea en las mantas sintéticas, pero son bastante normales en la fabricación de muchas manchas de lona.

Si llegan a filtrar agua, es posible aplicar un producto impermeabilizante, lo que sólo llevará unos minutos.

Borde

El borde de cualquier material es un punto débil en el que se puede deshilachar y resultar dañado. Resulta fundamental que los bordes de las mantas estén bien hechos.

Los bordes de las mantas sintéticas deberían estar cosidos en una cinta, normalmente de un material duro tipo cincha.

Este material también mantendrá en su sitio el revestimiento interior y el relleno. Es habitual usar una puntada doble.

Por otro lado, la lona también puede estar cosida en una cinta, pero es importante que los bordes estén doblados y cosidos para evitar que se deshilachen, sin importar si se usa o no una cinta.

¿Qué peso de manta debería elegir?

La gente toma esta decisión basándose en muchos factores: el caballo, el clima, el tiempo que haga ese día o los refugios disponibles, por nombrar unos pocos.

El gran problema suele ser a mediodía. Una manta de invierto cálida puede ser genial en una noche fría y una mañana helada pero, ¿qué hay del mediodía y del sol de la tarde?

¿Estás en casa para poder quitar la manta o sustituirla por otra más ligera?

Si no vas a poder cambiar de manta en un día templado de invierno, es posible que lo mejor sea elegir una manta de peso intermedio para ayudar en los momentos realmente fríos a la vez que se eliminan las probabilidades de sobrecalentamiento cuando haga más calor.

Los caballos están mejor equipados para mantenerse calientes que fríos.

Recuerda también que la definición de cada fabricante sobre lo que es una manta ligera, media o pesada para el invierno variará ligeramente, así que pregunta cuánto relleno tiene y de qué está hecha la capa exterior.

¿Con manta o sin ella?

Las personas se abrigan bien en invierno. Es algo comprensible. La cubierta de pelo de nuestro cuerpo es lamentable.

Así que algunos dueños de caballos aplican los mismos estándares para sus caballos: “si me parece que hace frío, seguro que a mi caballo también se lo parece”.

Pero los caballos son mucho más duros y mejores que nosotros a la hora de enfrentarse al frío. Para los que no lo sepan, tienen una capa de pelo decente que crece más en longitud y grosor antes del invierno.

Su pelo se levanta cuando empiezan a sentir el frío, atrapando una capa de aire cálido y aislante contra su piel (nuestro pelo también hace esto, pero no tenemos suficiente como para que suponga una diferencia).

Si llevan una buena dieta, almacenarán una capa de grasa bajo su piel que les proporcionará mayor aislamiento a medida que los días empiecen a acortarse.

Cuando llega el mal tiempo, orientan la grupa hacia el viento para minimizar la exposición.

Esto también hace que apunten la mayoría de sus pelos hacia la brisa, lo que ayuda a mantener la capa protectora de aire cálido contra su piel.

Si empiezan a sentir frío, sus cuerpos alejan la sangre de la piel y sus grandes músculos empiezan a tiritar para generar calor.

El desarrollo de este pelaje natural para el invierno se verá limitado si empiezas a cubrir al animal a medida que se acerca el invierno.

Por lo tanto, será muy duro para el caballo cuando no use ninguna manta durante el resto de los meses más fríos. Así que si optas por usar mantas, hazlo durante todo el invierno.

Quienes están en contra de tapar a sus caballos defienden correctamente que estos animales se las han arreglado en la naturaleza durante infinidad de siglos sin usar mantas.

Los caballos, por desgracia, no pueden decir lo que prefieren.

No todos los caballos son iguales, así que sus dueños deben juzgar caso por caso si deberían taparlos durante el invierno.

Ésta son algunas preguntas a tener en cuenta:

¿De cuánto refugio natural dispone mi caballo?

¿Tu corral proporciona un buen refugio contra los vientos invernales? En la naturaleza, los caballos pueden buscar un refugio adecuado, pero cuando les metemos dentro de una parcela vallada no les proporcionamos ese lujo.

¿Mi caballo desarrolla un buen pelaje de invierno?

Algunos caballos son mejores que otros a la hora de desarrollar el pelaje de invierno. Si tu caballo es un tipo peludo durante el invierno, es posible que esté bien sin una manta.

La capacidad del pelo de un caballo de levantarse para atrapar el aire es una parte importante de su estrategia para mantenerse cálidos.

Algunos dicen que una manta pesada puede interferir con este proceso. Si le recortas el pelo a tu caballo durante los meses de invierno, entonces debes taparlo con una manta.

¿Cómo de malo es el tiempo donde vives?

Si la zona en la que vives es propensa a tener periodos largos de frío lluvioso y ventoso, entonces invierte en una manta, especialmente si tu corral ofrece refugio limitado.

El pelaje de un caballo repelerá el agua sorprendentemente bien, pero en cuanto el agua penetre en la piel del caballo, tendrá problemas para mantenerse caliente.

Algunos estudios sugieren que un caballo puede perder calor 20 veces más rápido en cuanto se moja hasta la piel. Imagina si además un viento helado se mete para levantar el pelo y penetrar en el pelaje.

¿Tu caballo hace trabajo?

Si un caballo hace trabajos, saldrá ganando con una manta. Estar fuera durante un día frío y húmedo después de una hora de ejercicio no será la idea que tiene tu caballo de algo divertido.

¿Y qué hay de la raza?

Algunos equinos se han adaptado durante miles de años a vivir en sitios muy fríos y azotados por el viento. Por otro lado, las razas más ligeras surgieron de climas mucho más cálidos, y es posible que no tengan la resistencia suficiente como para soportar la equitación como deporte de invierno. En otras palabras: para que no pase frío.

¿Es tu caballo viejo, joven, o está enfermo?

Los caballos sanos en la flor de la vida estarán mejor equipados para mantenerse calientes en el tiempo desagradable que los más viejos y enfermos, o los más jóvenes.

Poner mantas a los potros puede ser un problema, ya que las dejan pequeñas rápidamente. Al menos, deja que el potro y su madre disfruten de un corral que proporcione el mejor refugio.

Hora de ir de compras

A la gente le encantan las gangas y, al ser las mantas un producto estacional, en algunos momentos hay grandes ofertas de mantas para caballos baratas.

Sin embargo, ten siempre en cuenta que muchas de las características deseables de una manta suponen un coste. Las lonas más pesadas y los materiales con más deniers son más caros, además de los rellenos más gruesos de poliéster.

Los refuerzos adicionales suponen más material y tiempo para fabricar una manta. Además, los clips y los accesorios para caballos hechos de materiales duros como el acero inoxidable serán, como es natural, más caros.

¿Una manta con un precio de ganga es realmente tal ganga? Es posible que lo sea pero, una vez que sepas qué buscar, puede que consideres comprar una manta un poco más cara pero que resulte una compra mucho más adecuada.

No mires sólo el precio. Echa un vistazo a las características que obtienes a cambio del precio, y luego toma tu decisión.