Saltar al contenido

🧗‍ material de escalada barato

Escalar es la meta de los puristas. Sois sólo tú y la pared. Al menos en su mayor parte.

Y es que para ayudarnos a escalar necesitamos calzado específico y, posiblemente, algo de magnesio para escalar.

Ah, y para evitar un cruel impacto, usamos cuerdas, protecciones, mosquetones, arneses, aseguradores y otros muchos materiales.

Pero aunque el equipamiento ofrezca una ayuda indirecta, volvamos a la parte “pura” de este deporte: la escalada sigue siendo tú contra una pared. Ascendemos al agarrarnos a los puntos de soporte.

El equipamiento es nuestra red de seguridad, un eslabón fundamental en la cadena que te une con la roca.

Así que sigue leyendo para saber qué necesitas y cómo comprar material de escalada barato y de calidad.

Pies de gato

Bestseller No. 2
MILLET LD Easy UP Zapatos de Escalada, Mujer, Azul (Pool Blue 000), 40 EU
  • Calzado flexible para escaladores principiantes que buscan emociones en vertical, Especialmente diseñados...

El primer paso a la hora de elegir un buen material de escalada económico es comprar pies de gato baratos y adecuados. Sin ellos, te será realmente complicado ascender.

Así que asegúrate de que sean lo primero que compres, o bien alquila varios pares en el gimnasio para averiguar el tipo y la talla que más te convengan.

Hay infinidad de diseños de pies de gato de innumerables marcas, y cada par está diseñado para un estilo diferente de escalada: incluso la goma adherente de las suelas variará entre marcas y modelos.

Elegir unos pies de gato adecuados resulta crítico, porque son el único elemento de tu equipamiento que te ayudará de verdad a poder ascender.

Los que debes comprar dependerán del tipo de escalada que tienes pensado practicar.

De esta forma, los pies de gato neutrales permiten que tus pies estén sin comprimir y que permanezcan planos como si llevaras zapatos de calle.

Esto implica que proporcionan un montón de comodidad, pero también ofrecen menos potencia cuando de verdad tienes que redoblar tus esfuerzos en vías inclinadas o extraplomadas.

Los pies de gato neutrales son adecuados tanto para novatos (quienes necesitan comodidad para poder concentrarse en la técnica y en el aprendizaje) como para escaladores expertos (que pueden necesitar unos pies de gato cómodos para llevar durante la mayor parte del día o en rutas largas).

Los modelos para principiantes normalmente tendrán una goma más dura y gruesa, lo que viene genial para lograr una mayor durabilidad y para cantear cuando estás empezando y no usas una técnica experimentada.

Por otro lado, los pies de gato moderados son todoterreno.

Tienen una ligera curva hacia abajo y normalmente disponen de un rand ligeramente tensado para comprimir tus pies, aumentando la potencia de los dedos sin sacrificar (demasiada) comodidad.

Pueden ser asimétricos o simétricos, y son fantásticos para escalada en paredes, para canteo técnico e incluso para rutas deportivas con zonas extraplomadas.

Este tipo de arqueo incluye la mayor variedad de modelos, así que comprueba con cuidado las especificaciones de cada modelo para entender lo que estás comprando.

En cuando a los pies de gato agresivos, tienen una curva muy pronunciada hacia abajo.

Úsalos en rutas deportivas significativamente extraplomadas, para problemas técnicos de búlder y en escalada exterior vertical que requiera más potencia y precisión.

Resulta tentador comprar de primeras un par de pies de gato agresivos y de gama alta, pero hay que tener en cuenta que son incómodos si no estás acostumbrado a ellos.

Además de su arqueo, los pies de gato agresivos suelen ser asimétricos para así colocar más peso sobre el pulgar de tu pie y poder aprovechar bordes minúsculos.

Ajuste

Sea cual sea el diseño de los pies de gato, resulta imperativo lograr un ajuste adecuado.

Unos pies de gato neutrales que se ajusten bien no tendrán nada de margen con respecto al pie, pero serán lo bastante cómodos como para poder llevarlos durante horas.

Unos moderados curvarán ligeramente los dedos de tus pies, pero no de forma dolorosa. Por último, los pies de gato agresivos te apretarán los dedos del pie hasta curvarlos de forma significativa para así lograr la máxima potencia, a costa de cierto dolor.

Cuanto más rígidos sean los pies de gato, más fácil te será dar con la talla adecuada.

Normalmente, los pies de gato planos, con flexibilidad media y para cualquier finalidad están diseñados para que los dedos de tus pies permanezcan planos.

Por otro lado, los pies de gato blandos y curvados, así como las zapatillas de escalada, deberían apretarte los dedos de los pies.

Tus primeros pies de gato

Cuando estés iniciándote en este deporte y busques material de escalada barato, lo mejor es comprar unos pies de gato neutrales.

A menos que vayas a escalar en un rocódromo de dificultad elevada, los cómodos y duraderos pies de gato neutrales resultan fantásticos hasta que le pilles el truco a la escalada.

Además, es posible que quieras probar todos los tipos de escalada, incluyendo las rutas más largas en las que llevarás tus pies de gato durante todo o la mayor parte del día.

En ese caso, tu mejor opción serán unos pies de gato sólidos de propósito general.

Unos que sean más rígidos sujetarán el pie débil de un novato, serán cómodos y ayudarán a proteger tus pies de sufrir aplastamientos o magulladuras cuando te caigas en un problema de búlder.

Calcetines de escalada

Bestseller No. 1
SUPPORT Calcetines de ciclismo superligeros para hombre, tecnología transpirable, fibra...
  • Material transpirable: los calcetines superligeros de Support están hechos de material muy ligero, absorbe la...
Oferta de tiempo limitadoBestseller No. 2
ACTINPUT 3 Pares Calcetines de compresión para Mujeres y Hombres 20-25 mmHg es el Mejor atlético,...
  • ✅DISEÑOS DIVERTIDOS DIFERENTES –Bien, si quieres ser diferente, mira aquí ahora. ¡Nuestros calcetines...

Las zapatillas de escalada varían bastante dependiendo de los modelos. Algunas son finas, similares a calcetines, mientras que otras son pies de gato que te calzas y que aprietas usando una correa.

Por lo tanto, el término “calcetines de escalada” por sí sólo no significa mucho, más allá del método que usas para ajustarlas: de hecho, muchas empresas ofrecen versiones con o sin correa de los mismos modelos.

Los calcetines de escalada se pueden poner y quitar de forma rápida, lo que hace que sean fantásticas para hacer búlder y para usarlas en el gimnasio, donde escalas en tandas de intensidad elevada y luego descansas.

Cuerdas de escalada

Bestseller No. 1
Selighting Cuerda de Seguridad Cuerda de Escalada Profesional de Alta Resistencia para Escalar al...
  • 【Nota】-- Para evitar que compre productos defectuosos, ni siquiera recibas el paquete, asegúrese de...
Oferta de tiempo limitadoBestseller No. 2
Grenhaven - 31 Metros m Soporta 250 Kilogramo kg 550 lbs Cuerda de Paracaídas - Para Kit de...
  • Esta cuerda es muy versátil en situaciones de emergencia: ideal para excursiones, acampadas, kits de...

Las cuerdas de escalada baratas pero de calidad no son ésas que los espeleólogos dejan caer hacia esos pozos oscuros que tanto les gustan.

Tampoco son las cuerdas que se usan para asegurar los pasos en desfiladeros y ríos.

Aunque las cuerdas de escalada tienen un aspecto muy similar a una cuerda normal de nylon, tienen características distintivas que resultan cruciales y que debes considerar detenidamente al comprar material de escalada barato.

Número de caídas y la realidad

Todas las cuerdas están diseñadas para soportar un determinado número de caídas.

Este número realmente indica la cantidad de caídas que puede soportar la cuerda en un laboratorio antes de romperse.

Las cuerdas se someten a pruebas que son mucho más duras que cualquier uso que puedas llegar a darles.

Por lo tanto, no pienses que tienes que desechar una cuerda por estar diseñada para cinco caídas y haber sufrido seis.

En la vida real, las cuerdas de escalada están sometidas a cientos de caídas, y una cuerda no se romperá a menos que esté rozando una roca afilada o un mosquetón desgastado con un borde afilado.

Además, la exposición de una cuerda a productos químicos ácidos, como la lejía, el ácido de batería o incluso los humos de una batería de coche (por ejemplo, si guardas la cuerda en un maletero en el que antes hayas almacenado una batería) pueden hacer que se rompa fácilmente.

Así que a la hora de buscar material de escalada barato, examina detenidamente las especificaciones de la cuerda.

En concreto, fíjate en el tipo, el diámetro y la longitud.

Los números indicados en relación a las caídas soportadas y a la fuerza máxima de choque son puro marketing, ya que todas las cuerdas certificadas han pasado las mismas pruebas rigurosas de caída y de fuerza de choque.

Por lo tanto, todas ellas te servirán bien cuando te inicies en este deporte.

Tipos de cuerdas

Las cuerdas de escalada pueden ser de tipo simple, doble y gemelas. Una cuerda simple es la más habitual, y se usa sola como un cabo único. Las cuerdas simples son las que debes comprar.

Tienen un grosor que oscila aproximadamente entre los 9 y los 11 milímetros. Las cuerdas más delgadas son más ligeras, pero se desgastan con mayor rapidez.

Así que deja estas cuerdas para más adelante y hazte con una más cercana a los 10 milímetros. Eso sí, ten en cuenta que el diámetro de la cuerda puede afectar a los dispositivos de freno que podrás usar con ella.

Algunos no funcionarán bien (o no lo harán en absoluto) si las cuerdas son demasiado gruesas o delgadas.

Por otro lado, las cuerdas dobles y gemelas son más finas, con un diámetro de 9 milímetros o menos, y están pensadas para usarse por pares.

Estas cuerdas proporcionan un mayor margen de seguridad contra los cortes, ya que lo más probable es que las dos no se corten a la vez, pero complican el aseguramiento y la apertura de rutas.

Las cuerdas dobles suelen reservarse para escaladas en hielo o mixtas, en las que necesitas dos cuerdas para poder rapelar.

Desde hace relativamente poco también hay disponibles cuerdas certificadas para uso simple y doble, o incluso como cuerdas simples, dobles y gemelas.

Comprar una cuerda de escalada de este tipo es una buena idea si vas a escalar en roca y hielo, o para hacer escalada alpina.

Por otro lado, si no vas a escalar en la naturaleza, puedes comprar una cuerda específica para gimnasio.

Estas cuerdas son más cortas y baratas que las normales, y están diseñadas para soportar el uso constante de los rocódromos.

La mayoría de las cuerdas para gimnasio tienen una longitud de 35 metros y alrededor de 10 milímetros de diámetro.

Longitudes

Las longitudes estándar de las cuerdas son 60, 70 y 80 metros. Para escalar salientes, en los cuales se suelen fijar anclajes a 30 metros del suelo, compra una cuerda de 60 metros.

Sin embargo, muchas rutas nuevas tienen reuniones a 35 o 40 metros, por lo que resulta obligatorio usar cuerdas de 70 u 80 metros.

Presta atención a la longitud de la vía y asegúrate de que tu cuerda sea lo bastante larga.

Por otro lado, se te vas a quedar en el gimnasio, hay cuerdas más cortas para rocódromos que suelen tener una funda o camisa más resistente para aguantar el uso más intensivo propio del rocódromo.

Marca central

Si vas a hacer escalada con varios largos, merece la pena gastar un poco más de dinero en una cuerda bicolor, la cual tiene un color o un patrón distinto en cada mitad.

Ahora bien, si quieres usar una cuerda de un único color, entonces habrá una marca en su funda que indicará el punto intermedio.

Saber dónde se encuentra dicho punto proporciona al segundo de cordada una indicación de la cantidad de cuerda que le queda al primero en un largo.

También resulta de ayuda en los rápeles, en los cuales necesitas que la mitad de la cuerda esté perfectamente centrada en la reunión.

Ten cuidado con las cuerdas que tengan marcas centrales y que se hayan acortado por un extremo.

Si una cuerda se ha recortado para eliminar un extremo deshilachado, tendrá un lado más largo que el otro, por lo que la marca central será engañosa.

Si recortas un extremo, haz lo mismo en el otro para que la marca central siga siendo precisa.

Tratamientos

La última cosa que hay que tener en cuenta es si la cuerda tiene un tratamiento “seco”. Este revestimiento que repele el agua ayuda a evitar que la cuerda se empape bajo la lluvia, o que absorba el agua que se derrite durante una escalada de invierno.

Sin embargo, la ventaja principal de un revestimiento seco es que hace que la cuerda sea más suave.

De esta forma, se deslizará a lo largo de las rocas y a través de los mosquetones con menos fricción que si no estuviera tratada.

Las cuerdas nuevas suelen estar curvadas y ser difíciles de manejar. Así que para rectificarla, sólo tendrás que pasarla varias veces por tus manos o a través de un dispositivo de freno.

Por otro lado, para mantener la cuerda limpia, guárdala correctamente enrollada, ya que la suciedad acelera el desgaste.

Cuándo dejar de usar una cuerda

Después de tres temporadas de escalada, tu cuerda parece la cola de una ardilla, y tiene zonas aplanadas y blandas. ¿Es el momento de dejar de usarla?

Probablemente. Los puntos planos y blandos de una cuerda indican un daño interno. Ahora bien, las cuerdas que sólo están deshilachadas son más difíciles de evaluar.

Un deshilachado ligero no es un problema importante, y puede ocurrir tras sólo un par de semanas de uso. Sin embargo, un deshilachado severo puede o no hacer que una cuerda deje de ser segura.

Como norma general, si puedes ver el alma de la cuerda, entonces querrá decir que la funda se ha desgastado demasiado.

Guíate por el sentido común y, si no te sientes cómodo usando una cuerda, no lo hagas.

Además, recuerda que hoy en día hay muchas opciones para comprar material de escalada barato, por lo que siempre podrás comprar una buena cuerda de repuesto a buen precio.

Lavar una cuerda con jabón

Lavar las cuerdas es importante de cara a la seguridad (la suciedad puede comprometer la resistencia de una cuerda), pero puedes acabar provocando una pesadilla de nudos.

Para evitarlo, enrolla la cuerda con la técnica de la mariposa y luego ata el rollo de cuerda por la mitad con un cordino o una cinta probadora.

Luego mete la cuerda en la lavadora y lávala con agua fría y usando un ciclo para ropa delicada.

Para secarla, quita el cordino/cinta y cuelga la cuerda de la parte superior de una puerta, de un tendedero de interior o de cualquier otro elemento que haga que no toque el suelo ni le dé la luz del sol.

Arneses de escalada

Bestseller No. 1
Selighting Arnés de Escalada Proteger Pierna Cintura Más Seguro,Cinturones de Seguridad para Mujer...
  • 【Garantía de por vida】-- Respaldado con 【Selighting】 100% de devolución de satisfacción, o...
Oferta de tiempo limitadoBestseller No. 2
Petzl -Arnes Corax 2 Gris
  • Cinturón equipado con 2 hebillas DoubleBack para ajustar y centrar fácilmente el arnés

Estás buscando material de escalada barato y ya has comprado una buena cuerda pero, ¿cómo te la atas? Pues con un arnés de escalada barato.

Muchos arneses son completamente ajustables, por lo que resultan fantásticos para que se ciñan a la perfección en las piernas. Sin embargo, son algunas decenas de gramos más pesados que los arneses que sólo se ajustan en la cintura.

Tu arnés debería quedarte ceñido, pero debería permitir que tus piernas se muevan con libertad.

Por otro lado, existen diferencias entre un arnés para gimnasio y un arnés de escalada clásica. La variedad para gimnasio es más ligera, menos acolchada y dispondrá de pocos o ningún enganche para el equipamiento.

Sin embargo, un arnés de escalada clásica dispondrá al menos de cuatro anillas portamateriales, una anilla posterior para colgar una bolsa con equipamiento, y acolchado adicional para realizar ascensiones largas.

Nuestra recomendación cuando busques material de escalada barato es que compres un arnés que tenga al menos cuatro anillas portamateriales para poder subir contigo las protecciones y los accesorios más habituales.

La mayoría de los arneses tienen hebillas de cierre rápido, que se bloquean automáticamente. Sin embargo, acuérdate siempre de comprobar bien la hebilla de la cintura si es manual y no se cierra automáticamente.

Ha habido casos de escaladores que han fallecido por un descuido al abrochar correctamente sus arneses.

Comprueba la correa de la hebilla

Antes de hacer el mínimo movimiento para empezar a escalar, comprueba que la correa de tu arnés pase correctamente por la hebilla.

Algunos arneses tienen hebillas que requieren pasar la correa dos veces, mientras que con otros es suficiente con una pasada.

Lee las instrucciones y las advertencias que incluye tu arnés, y haz que tu compañero de escalada compruebe siempre que tu arnés está correctamente asegurado.

Arnés para gimnasio

Los arneses para gimnasio son distintos de los usados en exterior. En los de interior no te hace falta disponer del mismo acolchado que necesitarías en los largos días de escalada.

Por lo tanto, estos arneses son mucho más ligeros. Tampoco tienen tantas anillas portamateriales, ni una anilla para llevar una bolsa con equipamiento.

Mosquetones

Bestseller No. 1
Nasharia Mosquetón, Mosquetones de Escalada, Mosquetón de Bloqueo de Aluminio con Tapón de Rosca,...
  • ★ 【Alta calidad y bajo precio】: los ganchos de seguridad están hechos de aluminio 7075 de alta...

Ya lo hemos contado en nuestra guía y comparativa del mosquetón escalada, y ya sabes lo qué es seguramente.

Se trata de los enganches metálicos con cierres movidos por resortes que te permiten sujetarte a una cuerda como protección, anclarte a las reuniones y en rápeles, colgar equipamiento y docenas de otras aplicaciones.

Existen mosquetones de muchas formas, pero los más habituales son los que tienen forma de D asimétrica. Son ligeros y resistentes, por lo que su diseño (del que hay muchas variantes) es prácticamente perfecto.

La mayoría de los escaladores suelen comprar los mosquetones equipados con cintas express escalada como estas.

Sin embargo, cuando vayas a comprar material de escalada barato, también tendrás que adquirir mosquetones sueltos para sujetar equipamiento.

Gatillos o cierres

Los gatillos de los mosquetones consisten en una barra sólida que puede tener forma curvada o recta, además de diseño de “alambre”.

Los gatillos curvos tienen una ligera forma de valle, lo que facilita el enganche de la cuerda, y se usan exclusivamente en el extremo inferior de las cintas express.

Los gatillos de alambre, debido a su superficie plana, también son más fáciles de enganchar, se abren más y pesan menos que los que usan una barra sólida.

En cuanto a la seguridad, los gatillos de alambre no sacrifican nada de resistencia y, como tienen menos masa que una barra, es menos probable que se abran al vibrar o al impactar contra una roca cuando detienen una caída.

En resumen, los gatillos de alambre servirían mejor como trampas para ratones. Por ese motivo, algunas cintas express tienen mosquetones de alambre en ambos extremos.

Mosquetones con cierre de seguridad

Cuando un mosquetón debe permanecer cerrado bajo cualquier circunstancia, como al sujetar tu arnés a una reunión o en un rápel, usa siempre un mosquetón con cierre de seguridad. Los hay de dos tipos: automáticos y de rosca.

Los mosquetones automáticos disponen de un gatillo movido por un resorte que se bloquea por sí solo al cerrarlo, lo cual es muy útil para los que somos un poco despistados. Sin embargo, aunque los mosquetones automáticos son prácticos, se pueden atascar con la suciedad, de modo que el sistema de bloqueo fallará.

Así que mantenlos limpios. Por otro lado, con los mosquetones de rosca tendrás que enroscar manualmente un seguro situado sobre el gatillo para bloquearlo.

La principal ventaja de este mosquetón es que, en cuanto hayas enroscado el seguro del gatillo, sabrás con total seguridad que está bloqueado.

La desventaja es que puedes olvidarte de bloquearlo, además de que la rosca puede estar tan apretada que luego resulte difícil abrirlo.

Ten muy presente que los mosquetones pueden ponerse de costado, de manera que la cuerda, el freno, el anclaje o cualquier accesorio cargaría el peso sobre el punto más débil del mosquetón, es decir, el gatillo.

De hecho, los mosquetones pueden llegar a romperse cuando la carga se ejerce contra los gatillos.

Por este motivo, algunos mosquetones con cierre de seguridad están diseñados específicamente para hacer reuniones o para rapelar, ya que tienen una barra cruzada (normalmente de plástico) o algún otro tipo de mecanismo que atrapa la cuerda en su sitio y la mantiene alejada del gatillo: una gran idea.

Cintas: largas y cintas express

Bestseller No. 1
- Cinta exprés de Escalada
  • Óptimo para escaladores deportivos y montañeros principiantes

Cuando busques material de escalada barato, te encontrarás con dos tipos de cintas: largas y express. Para escalar al aire libre necesitarás ambas.

Las cintas largas son cintas abiertas que se usan sobre todo como extensiones que se sujetan en los empotradores y en los fisureros, ayudando a evitar que reciban empujones y se salgan de su sitio con los tirones de la cuerda.

Hay cintas largas de distintas longitudes. Las que se llevan en bandolera son las más útiles: si las necesitas más cortas, no tienes más que doblar las largas. La cantidad de cintas largas que necesites dependerá de la escalada.

Puede ser suficiente con seis en el caso de rutas cortas, pero podrías llegar a necesitar una docena en el caso de un largo que utilice toda la longitud de una cuerda.

Si vas a instalar anclajes naturales al aire libre, invierte en varias cintas largas.

Por otro lado, las cintas express son cintas cortas (de entre 10 y 15 centímetros) cosidas a una barra sólida y con un mosquetón en ambos extremos.

Las cintas express se usan sobre todo para sujetarse a tacos en rutas deportivas. Sin embargo, también las puedes usar como mini-cintas en empotradores y fisureros cuando no necesitas una cinta más larga.

En zonas con grietas verticales, las cintas express son más útiles y fáciles de usar que las cintas largas.

Si buscas material de escalada barato, a menudo resulta más económico comprar packs de cintas express, los cuales pueden incluir hasta seis unidades. Así que compra por volumen y ahorra.

Material de escalada barato de iniciación en gimnasio

La mayoría de los rocódromos ofrecen paredes para escalar de primero, las cuales tendrán casi siempre mosquetones fijos, por lo que no hace falta usar cintas express.

Por lo tanto, si vas a pasarte la mayor parte del tiempo escalando en un rocódromo, no tendrás que llevar equipamiento contigo. Eso sí, evalúa tus necesidades de protección cuando te aventures a escalar en el exterior.

Dispositivos de freno y rápel

Un dispositivo de freno/rápel es una abrazadera que asegura una cuerda. Esta acción de frenado permite sostener a un compañero escalador con la cuerda tensa, o bien realizar un rápel.

Hay tantos dispositivos de freno/rápel como cebos de pesca. Sin embargo, en general, existen dos diseños básicos: el de tubo (aunque hoy en día quedan pocos que tengan forma de tubo, sí que la tenían hace años y el nombre acabó imponiéndose) y los de ayuda al frenado.

Los dispositivos de tubo son los más económicos, ligeros y versátiles.

Te permiten frenar y rapelar con cuerdas sencillas y dobles, lo que supone una ventaja para rutas con varios largos y en descensos rapelando.

Algunos diseños tubulares tienen un sistema con bloqueo automático parcial, por lo que ofrecen cierta asistencia al frenado sin tener partes móviles (lo cual está bastante bien).

Otros diseños puede que sólo tengan una ranura para una cuerda sencilla.

En cuanto a las desventajas, los dispositivos de tubo pueden producir tanta fricción sobre la cuerda que pueden llegar a hacer que sea difícil rapelar o bajar a una persona delgada.

Sin embargo, es posible que no generen suficiente fricción para un escalador más corpulento. El diámetro de la cuerda y el tamaño de la(s) ranura(s) determinarán la fricción que produce el dispositivo.

Por otro lado, los dispositivos de ayuda al frenado tienen un mecanismo interno que pinza la cuerda cuando se cuelga de ella un peso.

Son populares entre los escaladores deportivos y de gimnasio, que pueden tener docenas de caídas durante horas en una única vía.

Los dispositivos de ayuda al frenado son más caros, pesados y complicados de usar que los de tubo. También requieren de mayor aprendizaje para su uso correcto.

Empotradores y fisureros

En la escalada deportiva, las vías están equipadas con tacos taladrados en la roca.

Sin embargo, en escalada en grietas y en otros tipos de rutas más tradicionales, necesitarás varios empotradores y fisureros para asegurarte en las grietas con el fin de protegerte a medida que asciendes. Los empotradores están considerados como una “protección pasiva”, ya que carecen de partes móviles.

Sin embargo, los fisureros son una “protección activa”, puesto que modifican mecánicamente su forma para ajustarse al tamaño de las grietas, y tienen un resorte para bloquearse en su sitio.

Los empotradores son trozos de metal con forma de cuña que debes meter a la fuerza en las partes estrechas de las grietas, como si fueran un corcho en una botella.

Los primeros empotradores eran tuercas hexagonales sin rosca colgadas con una cuerda.

Al buscar material de escalada barato, podrás encontrarte con empotradores de tres formas básicas: de cuña (también llamador stoppers, aunque Stopper es el nombre comercial de un producto), los tricam (de nuevo otra marca, pero que se usa de forma genérica) y hexagonales.

Las cuñas o stoppers pueden tener lados rectos o curvos. Los que tienen forma curva poseen tres puntos de contacto en vez de dos, lo que hace que sean más estables.

Además, la curva suele ajustarse de forma más natural en las grietas, que rara vez suelen ser perfectamente rectas.

La excepción son las “micro” cuñas, a veces hechas de latón o bronce, que sólo están disponibles con lados rectos.

Una buena selección de empotradores incluirá dos conjuntos de cuñas (normalmente alrededor de diez por conjunto) y otro de micro cuñas.

Por otro lado, los empotradores hexagonales tienen un aspecto raro con seis caras.

Se pueden usar de dos formas: puedes meterlos a presión en estrechamientos de las grietas, o encajarlos en grietas con paredes casi paralelas.

Suena genial, pero como las cuñas y los fisureros hacen todo lo que pude hacer un empotrador hexagonal, y normalmente mejor, ya no se suelen usar tanto. Sin embargo, son muy valiosos para hacerte con un repertorio de empotradores ligeros.

Los de tamaño más grande pueden sustituir a los fisureros más pesados. Además, los empotradores hexagonales pueden encajarse en grietas y agujeros con formas demasiado raras para las cuñas o los fisureros.

No sólo eso, sino que por lo que te cuesta un fisurero puedes comprar cinco empotradores hexagonales.

Los tricams son empotradores en forma de pirámide que, como los hexagonales, se pueden colocar en una grieta en lugar de una cuña o un fisurero.

Normalmente se utilizan cuando otros elementos de protección no resultan adecuados, como en determinados agujeros.

En ciertas escaladas, tener un tricam supone la diferencia entre estar peligrosamente desprotegido y disponer de una gran protección.

Por último, los fisureros (o friends) disponen de levas accionadas mediante resortes que se expanden y presionan contra los laterales de la grieta, de manera que se bloquean en su sitio.

Cuanto más peso cuelgues de un fisurero, más resistirá los tirones. Para quitar un fisurero, sólo tendrás que apretar un gatillo y se retraerá.

Como los fisureros son tan fáciles de colocar, son seguros para su uso en grietas paralelas (al contrario que las cuñas y los empotradores hexagonales) y son tan fáciles de quitar, son los elementos centrales del equipamiento de escalada.

La popularidad de los fisureros ha dado lugar a multitud de diseños, y casi todos ellos son buenos.

Cuando vayas a comprar material de escalada barato, mira en la pared de cualquier tienda especializada y verás modelos con cuatro levas, tres levas, uno o dos ejes, y tamaños que van desde algunos más pequeños que tu meñique hasta otros tan grandes como tu cabeza.

¿Cuál elegir?

Los modelos que encajan en grietas de entre 3 y 8 centímetros suelen ser los más útiles, aunque si la zona de escalada que sueles frecuentar tiene muchas grietas del tamaño de un dedo o un puño, necesitarás algunos más pequeños o más grandes.

Pide consejo a un escalador o en una tienda de la zona para saber cuál es la protección más adecuada.

La ergonomía es otro factor que hay que tener en cuenta. Quienes tengan los dedos más gruesos pueden tener problemas con algunas configuraciones de gatillos.

A la hora de buscar material de escalada barato, sostén el equipamiento con tus manos antes de comprarlo.

¿Puedes cogerlo bien? Entonces compra la marca que consideres más adecuada.

Una vez que elijas una marca, cíñete a ella, al menos por el momento. Si mezclas las marcas, los distintos códigos de color y rangos de tamaños pueden resultar confusos: es algo poco deseable cuando te veas en un apuro y tengas que diferenciar a simple vista qué fisurero cabrá en una grieta de 5 centímetros.

La configuración de cuatro levas suele ser la más resistente y útil. Así que recomendamos comprar estos fisureros si estás empezando a adquirir tu material de escalada.

Sin embargo, los de tres levas pueden insertarse en grietas demasiado superficiales para los de cuatro.

Además, dependiendo de la marca, pueden estar disponibles en tamaños más pequeños.

Por suerte, las grietas finas y superficiales (que suelen ser las más difíciles) son raras en escalada libre, sobre todo al nivel en el que la mayoría de la gente suele aprender.

Para un principiante, lo más adecuado será que su material esté compuesto casi en su totalidad por fisureros de cuatro levas, usando más tarde los de tres a medida que se gane en experiencia y pericia.

Colchonetas

Es posible que el búlder (o bouldering) sea la disciplina de escalada más libre: todo lo que se necesita son pies de gato, magnesio y un cepillo para quitar la suciedad y el magnesio de los puntos de agarre.

En el gimnasio, unas colchonetas gruesas minimizan la probabilidad de sufrir lesiones, pero es posible que quieras complementarlas con tu propia colchoneta de búlder.

Ahora bien, cuando escalas al aire libre, dependes por completo de ti mismo, por lo que resulta fundamental tener una colchoneta, o incluso varias. Así que usa una colchoneta incluso cuando aterrices bien sobre tus pies.

El motivo es que los efectos acumulados de golpear repetidamente el suelo pueden afectar a tu cuerpo, desde el cuello a los dedos de los pies.

Existen multitud de colchonetas que varían en cuanto a tamaño y grosor. Una más grande cubre más superficie, lo que hace que sea más fácil acertar al caer.

Por otro lado, una más gruesa ofrece más acolchado. Las colchonetas más grandes pueden ocupar todo el maletero de un coche, y pueden ser difíciles de transportar por zonas con arbolado denso. Además, son más caras.

Algunas colchonetas están compuestas de dos o tres piezas de espuma y se doblan mediante “bisagras” (los lugares donde las distintas piezas se unen entre sí).

Pero ten cuidado. Una bisagra es un punto débil, y puedes lesionarte si caes en una.

Algunas empresas ofrecen colchonetas sin bisagras, las cuales se doblan como si fueran un taco, o un burrito si se doblan varias veces.

La mayoría de los escaladores que practican búlder tienen una colchoneta mediana, de alrededor de 0,9 por 1,2 metros y un grosor de 7,5 centímetros.

Una colchoneta de este tipo suele doblarse por la mitad, y dispone de un accesorio de correas para poder transportarlas colgadas del hombro.

Además, las mejores colchonetas disponen de un sistema de hebillas y solapas que convierte la colchoneta doblada en una bolsa para poder guardar los pies de gato, una magnesera, cepillos, comida y otros objetos.

Otras características a tener en cuenta incluyen una superficie que no se raye con el calzado sucio, además de hebillas metálicas (que no se romperán como las de plástico) o velcro.

Cascos

Cuando busques material de escalada barato, debes tener en cuenta que un casco es tan necesario como una cuerda.

Por esto hemos seleccionado los mejores modelos de casco de escalada baratos.

Un casco hará que escalar resulte más seguro, igual que un cinturón de seguridad hace que montar en coche sea más seguro.

Cada día, multitud de escaladores sufren graves lesiones en la cabeza, ya sea por golpeársela en una caída o por recibir el impacto de una piedra o de un elemento del material que se caiga.

Cualquier casco con certificación para escalada será suficiente. Algunos cascos disponen de suspensiones ajustables que te permiten aflojar el ajuste cuando vas a llevar una gorra, o ceñirlo al máximo si llevas el pelo rapado.

La mayoría de los escaladores no llevan casco en el gimnasio, pero es una buena idea si estás sujetando a un compañero mucho más pesado que tú en una vía que empieza con una parte extraplomada: podrías llegar a levantarte del suelo y golpear con la cabeza contra la pared.

Magnesio y magnesera

Las manos sudorosas son resbaladizas, así que usamos carbonato de magnesio (también llamado simplemente “tiza”) para mantenerlas secas.

Cuando vayas a comprar material de escalada barato, podrás encontrar magnesio en forma de bloque o en polvo.

Ambos son baratos, y tu elección dependerá de tus preferencias personales. Así que experimenta. Si un formato te parece resbaladizo o que no se pega a tus manos, prueba el otro.

Las bolas de magnesio, que son sacos de tejido poroso del tamaño de una pelota de tenis rellenas de polvo de magnesio, resultan excelentes para que no se te manche la ropa.

En cualquier caso, usa una magnesera para llevar el magnesio suelto o las bolas de magnesio. Las magneseras o bolsas para magnesio se sujetan en tu cintura, y te servirá cualquiera de entre la infinidad de diseños disponibles: elegir una u otra se reducirá a una cuestión de gusto.

En problemas de búlder y vías populares, el magnesio puede acumularse en los soportes, lo que hace que tengan un aspecto feo y que la roca sea más resbaladiza que nunca.

Así que quítalo usando un cepillo pequeño que lleves en el bolsillo cosido a la magnesera para esa finalidad.

Si vas a hacer búlder, puede ser más cómodo usar un caldero con magnesio que dejes en el suelo y en el que metas las manos antes de escalar.